domingo, 9 de octubre de 2011

Atomic train



Directores: Dick Lowry y David Jackson.
Actores: Rob Lowe, Kristin Davis, Esai Morales, Mena Suvari y Don S Davis.
Año: 1999.
País: Estados Unidos.

Argumento: Un tren que transporta sustancias químicas queda sin control y sin frenos. Por si no fuera suficientemente peligroso, en el tren viaja de forma clandestina una bomba nuclear de origen ruso. Y como no hay dos sin tres, el tren se dirige hacia la ciudad de Denver. Todos los intentos por detenerlos han fracasado. La única solución consiste en hacer descarrilar al tren, esperar que la bomba no estalle e intentar desactivarla.

Comentarios: Aunque pueda recordar a otras películas parecidas (como Speed, por lo del vehículo que no puede parar), lo cierto es que esta película no está tampoco tan mal, he incluso, ha inspirado a películas posteriores (recientemente se estrenó Imparable, película protagonizada por Denzel Washington, y de la que hablaré en un post próximo).
Aunque en la vida real es difícil que un tren se quede sin frenos, ha sucedido alguna vez. Esta película se dedica a tomar esta situación límite y se dedica a rizar el rizo una y otra vez. Por si no es suficientemente peligroso un tren sin frenos, le añadimos una carga química. Pero resulta que el tren lleva clandestinamente una bomba nuclear. Así pues, urge parar el tren. El maquinista lo intentará sin éxito desde dentro. Un investigador, además, entrará en el tren en marcha desde un helicóptero. Así pues, tenemos escenas de acción y de tensión garantizadas que no defraudarán para la época a la que pertenece esta película.
La duración de la película (estamos ante una miniserie de dos capítulos; el primero termina cuando consiguen hacer descarrilar el tren) ni se nota; resulta un producto entretenido.
Aunque en nuestra época está desactivado el terror nuclear que tantas películas de terror y ciencia ficción dio en los años cincuenta y sesenta, actualmente ha resucitado debido a los accidentes nucleares y el peligro del terrorismo. Aunque son pocas las películas que tratan los peligros atómicos (y no se distinguen precisamente por su calidad), pues Hollywood prefiere mantener una imagen benigna de la energía nuclear, algunas se atreven a explotar ese miedo.

Escena favorita: En realidad voy a señalar dos. La primera es al principio de la película, cuando el tren se queda sin frenos y se dirige hacia un autobús escolar que ha quedado parado en un paso a nivel. El autobús no puede arrancar, pero por suerte los niños son evacuados. Todos excepto uno que queda atrapado en el autobús. El conductor consigue mover el autobús en el último segundo.
En la otea escena, se les ocurre una forma de parar el tren. Antes de llegar a Denver, hay un tramo en el que el tren tendrá que ir cuesta arriba, por lo que deciden aprovechar esa circunstancia. Y efectivamente, el tren empieza a frenar. Pero al maquinista de otro tren que va detrás, siguiendo al primero, le pilla por sorpresa y choca contra el primero, dejándolo de nuevo desbocado. Era la última oportunidad de pararlo antes de llegar a la ciudad.

Calificación: 7/10.