domingo, 29 de abril de 2012

El secuestro del vuelo 847



Director: Paul Wendkos.
Actores: Edwind Gerard, Barry Jenner, Leslie Easterbrook, Lindsay Wagner y Ray Wise.
Año: 1988.
País: Estados Unidos.

Argumento: El 14 de junio de 1985, a las 10 de la mañana, un avión parte de Atenas con rumbo a Londres. Sin embargo, en pleno vuelo, el avión es secuestrado y desviado a Beirut.

Suceso real: El 14 de junio, el vuelo 847 de la TWA viajaba desde Atenas a Roma cuando, en pleno vuelo, fue secuestrado por terroristas de Hezbollah. La mayoría de los pasajeros eran estadounidenses. El avión fue desviado a Beirut, donde varios rehenes fueron liberados a cambio de combustible. El avión fue trasladado entonces a Argel. Allí fueron liberados más rehenes, antes de que el avión despegara de nuevo, con rumbo a Beirut. En Beirut, los terroristas identificaron a Robert Stethem, buzo de la marina estadounidense, que se encontraba entre los pasajeros. Los terroristas lo asesinaron y arrojaron su cuerpo a la pista del aeropuerto. También subieron al avión una docena de hombres armados que se unieron a los terroristas. El avión volvió a despegar y aterrizó nuevamente en Argel, donde una tanda de más de sesenta rehenes fue liberada. El avión volvió nuevamente a Beirut donde permaneció hasta el 30 de junio. En esa fecha, el avión fue trasladado a Siria, donde los rehenes que quedaban fueron puestos en libertad y los terroristas abordaron un avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y se dirigieron a Alemania Occidental. La mayor parte de los terroristas lograron escapar. A uno de ellos, Imad Mugniyah, se le considera autor de varios atentado en Argentina (la embajada de Israel y la AMIA) o Beirut. Mugniyah murió el 12 de febrero de 2008 al estallar un coche bomba en Damasco. Se responsabiliza al Mossad israelí de estar detrás de este atentado. Otro de los terroristas, Mohammed Ali Hamadi fue detenido y condenado por este secuestro y el asesinato de Stethem. Sin embargo, en 2005 fue liberado, presumiblemente para ayudar en la liberación de una secuestrada alemana en Irak.
Por otro lado, uno de los títulos en inglés, The take of flight 847: the Uli Derickson story, hace referencia a Uli Derickson, una asistente del vuelo que trabajaba en la compañía desde 1967 (fecha en la que se trasladó a Estados Unidos con su familia tras huir de Europa del Este). Derickson tuvo un papel muy importante a la hora de negociar con los terroristas las sucesivas liberaciones de rehenes.

Comentarios: En 1986, la película Delta Force, protagonizada por Chuck Norris y Lee Marvin ya se basó en los acontecimientos del secuestro del vuelo 847 de la TWA. Sin embargo, El secuestro del vuelo 847 está más directamente basada en esos acontecimientos.
Sobre la película en sí, simplemente decir que es una película correcta, de donde se extrae la enseñanza que tanto gusta a los estadounidenses, es decir, que los buenos son buenos (por supuesto, si son estadounidenses mejor aún) y los malos son malos. Poco más se puede decir de una película que, eso sí, puede servir para conocer en acontecimiento casi olvidado, a pesar de su desarrollo.

Escena favorita: Ninguna es especialmente destacable.

Calificación: 5/10.