sábado, 2 de febrero de 2013

Mothman: la última profecía



Director: Mark Pellington.
Actores: Richard Gere, Laura Linney, Will Patton, Debra Missing y Alan Bates.
Año: 2002.
País: Estados Unidos.

Argumento: Trastornado aún por la muerte de su mujer en un extraño accidente de tráfico, un periodista que viajaba con su coche acaba, sin saber cómo, en un pueblo de Virginia Occidental. Allí descubre una serie de extraños sucesos relacionados con una criatura mítica que algunos de sus habitantes están avistando.

Suceso real: La película hace referencia a un desastre real: la tragedia del Silver Bridge.
El Silver Bridge era un puente colgante situado sobre el río Ohio. Había sido construido en 1928 y conectaba la localidad de Point Pleasant y Kanauga, en Virginia Occidental, en Estados Unidos. El 15 de diciembre de 1967, hacia las cinco de la tarde (hora punta), el puente se derrumbó sobre el río. En aquel momento, sobre el puente había decenas de vehículos de gente que volvía de sus compras navideñas, gente que volvía del trabajo o camiones que transportaban sus mercancías. El puente era de una sola dirección.
En un principio, el puente empezó a oscilar y a chirriar. los coches empezaron a chocar entre sí, quedando atrapadas unas 60 personas. Finalmente se produjo el derrumbamiento de la estructura. 46 personas resultarían muertas, dos de las cuales nunca fueron encontradas. Las tareas de rescate de las víctimas duraron meses.
Tras esta tragedia, se reforzaron los protocolos de revisión de todos los puentes que cruzan Estados Unidos. Tras estas exhaustivas revisiones, algunos puentes fueron cerrados al tráfico, como el de Saint Mary, que fue demolido finalmente en 1971.
El Silver Bridge fue reconstruido a unas millas de su ubicación original, con el nombre de Memorial Silver Bridge. Su inauguración fue el 15 de diciembre de 1969, exactamente dos años después de la tragedia. La investigación del accidente, cuatro años después, determinó que la caída del puente se debió a la fatiga de los materiales, que no estaba preparados para soportar la cantidad de tráfico que soportaban.
En Point Pleasant, 46 ladrillos recuerdan a las víctimas de la tragedia.
La película, que está basada en la novela The Mothman prophecies, de John A Keel, escrito en 1975, se centra en la figura del Mothman u Hombre Polilla. Este ser monstruoso es descrito como un ser humanoide de más de dos metros de altura, grandes alas, cuerpo cubierto de pelo gris, grandes garras y grandes ojos rojos y luminosos, capaces de hipnotizar. Las primeras apariciones datan del 14 de noviembre de 1966 en Point Pleasant. Durante todo ese año, hasta la tragedia del Silver Bridge, el monstruo se apareció a varios habitantes, por lo que se cree que su presencia augura terribles catástrofes. Desde entonces, ha aparecido en varios escenarios de desastres. No sólo en Estados Unidos, también en lugares como Chernóbil (antes del famoso desastre nuclear) o en Chihuahua, en México, en marzo 2009, un mes antes de que estallase la epidemia de Gripe A. En Poin Pleasant, se levantó una estatua que representa a la criatura.

Comentarios: Mothman: la última profecía es una más que interesante película fantástica (aunque, curiosamente, basada en hechos reales). Lo mejor, sin duda, es la atmósfera que logra crear. De hecho, la película puede recordar a la mejor etapa de la serie Expediente X. Los actores hacen un trabajo bastante solvente y la historia atrapa hasta llegar al momento culminante (la tragedia de Silver Bridge).
Como curiosidad, añadir que esta película tuvo una secuela apócrifa, realizada para televisión en 2010. Esta segunda película, en la que el monstruo ya no se limita a presagiar desastres sino que asesina a gente siguiendo un particular código de Justicia, es muy inferior en calidad a la primera, con interpretaciones ridículas, efectos especiales desastrosos y destrucción de la leyenda urbana en favor de una historia sin pies ni cabeza. El único punto positivo de esta segunda película es ver que en Point Pleasant han sabido aprovechar el tirón de la leyenda del Hombre Polilla.

Escena favorita: Aunque la película mantiene una atmósfera inquietante durante gran parte del metraje, el punto culminante es, sin duda, el derrumbamiento del puente.

Calificación: 7/10.