domingo, 3 de abril de 2011

Viven


Director: Frank Marshall.
Actores: Ethan Hawke, Vincent Spano y John Malkovich.
Año: 1993.
País: Estados Unidos.

Argumento: Un grupo de jugadores del equipo nacional de rugby de Uruguay sobrevive después de que su avión se estrella en los Andes. Aislados en un entorno hostil, y viendo que nadie los rescata, tuvieron que recurrir al canibalismo, a comer la carne de los fallecidos para sobrevivir.

Suceso real: El 13 de octubre de 1972, el vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya, un avión militar con 40 pasajeros y cinco tripulantes que conducía al equipo de rugby Old Christians, formado por alumnos del colegio uruguayo Stella Maris, se estrelló en la Cordillera de los Andes en ruta hacia Santiago de Chile. El accidente se produjo, oficialmente, por un error de navegación del navegante que provocó que el piloto diera información errónea sobre la ruta a la torre de control, lo que dificultaría las labores de rescate posteriormente al accidente. Al accidente y los días posteriores sobrevivieron 27 personas, aisladas en una montaña en la que se alcanzaban los más de cuarenta grados bajo cero. Al octavo día de búsqueda, las labores de rescate se suspendieron, algo de los que los supervivientes se enteraron gracias a una radio de pilas que tenían. Una noche, un alud sepultó los restos del avión, matando a ocho de los supervivientes. En los días posteriores, otros supervivientes también sucumbirían al frío y a las heridas e infecciones. Aunque en un primer momento intentaron comunicarse con el exterior con la radio de la cabina, ésta acabó sufriendo un cortocircuito que la inutilizó, debido a la experiencia de los que la manejaban (los tripulantes habían muerto en el accidente). El grupo de supervivientes tuvo que tomar la decisión de alimentarse de la carne de los fallecidos para sobrevivir. La mentalidad católica de los supervivientes les hizo establecer reglas tales como no comer la carne de familiares directos ni de las mujeres fallecidas.
Finalmente, en diciembre de 1972 comenzó el deshielo. Fue entonces, el día 12, cuando tres de los supervivientes decidieron ir en busca de ayuda. Este grupo, que tomó un camino equivocado al creer que se encontraban en territorio chileno, tuvo que dejar a uno de ellos herido detrás. Finalmente, los otros dos serían localizados el 21 de diciembre. Al día siguiente, fueron localizados los restos del accidente aéreo y los supervivientes que se quedaron. Finalmente, la cifra de superviventes fue de 16 y de 29 fallecidos.
Un mes después del rescate, una expedición por tierra y aire llega al lugar del accidente. Los restos de los fallecidos fueron enterrados en un lugar situado a ochocientos metros del avión, sin riesgo de aludes. Sobre la tumba se colocó una cruz de hierro en honor de las víctimas. Sobre ella, escrito en el metal, de un lado aun se puede leer: "El mundo a sus hermanos uruguayos", y por el otro: "Más cerca, oh Dios, de ti." Lo que quedó del fuselaje fue quemado para frustrar a los buscadores de curiosidades.

Comentarios: Viven es una película impactante. Tanto por la historia real que narra como por la forma en que lo hace. A pesar de estar marcada por los patrones hollywoodienses, la película está muy lograda y es bastante fiel a los hechos que narra (en realidad, toma como base el libro del británico Piers Paul Read). En líneas generales es una película muy creíble y que transmite esa sensación de angustia que debió pasar el grupo. Sin duda, Viven es una buena película del cine de catástrofes más reciente y es, por derecho propio, un clásico actual.

Escena favorita: La escena final. Cuando el grupo de supervivientes ve aparecer el helicóptero de rescate que los localiza. Por fin, todas las penalidades que han pasado quedarán atrás definitivamente.

Calificación: 8/10.

3 comentarios:

kamikaze dijo...

No he podido verla entera, en su día, a cachitos la voy viendo.
Me impresiona muchisimo... sabes. Saber que fue un hecho real...me pone los pelos de punta y al final me puede.

AMALTEA dijo...

La historia estaba muy bien contada y la pelicula me parecío bien hecha, muy entretenida y emocionante.

Kurtz dijo...

Kamikaze: Desde luego, es uno de los hechos reales más espeluznantes de los que uno puede haber oído hablar (no digo ya vivir). Impresiona verlo en la película, y eso que hay versiones cinematográficas de este suceso más explícitas, como la película "Supervivientes de los Andes" (de la que hablaré próximamente). Pero lo que más me impresiona es lo que son capaces de hacer algunos seres humanos para sobrevivir en situaciones extremas, cosas que no nos planteamos, incluso diríamos que seríamos incapaces de hacerlas, hasta que no se vive una situación similar. En ese sentido, hay sucesos como éste, o los narrados en otras películas como "Touching the void (tocando el vacío)" o "127 horas", películas de las que también hablaré en este blog, que nos muestran impactantes casos de supervivencia extrema.

Amaltea: Coincido plenamente contigo. Muy buena película.